Llueven acusaciones de acoso sexual contra la industria de los videojuegos
AP

Llueven acusaciones de acoso sexual contra la industria de los videojuegos

{{featured_button_text}}
Chris Avellone presenta "Dying Light 2" de Techland durante la sesión informativa de Microsoft xBox E3 en el Microsoft Theatre de Los Ángeles el 10 de junio de 2018.

Chris Avellone presenta "Dying Light 2" de Techland durante la sesión informativa de Microsoft xBox E3 en el Microsoft Theatre de Los Ángeles el 10 de junio de 2018. (Christian Petersen/Getty Images/TNS)

Docenas de mujeres han recurrido a las redes sociales en los últimos días para describir explosivas denuncias contra hombres prominentes en el mundo de los videojuegos y el streaming, preparando el escenario para lo que podría ser el comienzo de un ajuste de cuentas tipo #MeToo en la industria de los videojuegos de 150 mil millones de dólares.

Cuatro mujeres acusaron de conducta sexual indebida a Chris Avellone, un escritor de videojuegos aclamado por la crítica, lo que llevó a un programador a poner fin a su cooperación con él y lo llevó a separarse de otro juego en desarrollo. Otra mujer acusó a Omeed Dariani, el director ejecutivo de Online Performers Group, una agencia de talentos que trabaja con muchos video streamers, de hacer una insinuación sexual molesta. Dariani renunció a su puesto el domingo. Algunos streamers comenzaron a pedir un apagón el miércoles de Twitch de Amazon.com Inc., la mayor plataforma de streaming de juegos, alegando que se hace la vista gorda ante estos malos comportamientos.

La industria de los juegos ha sido criticada durante años como poco acogedora (si no hostil) con las mujeres, pero aún no se ha enfrentado al movimiento #MeToo en la misma escala que Hollywood y otras industrias. La oleada de publicaciones de esta semana fue única en términos de su volumen y su naturaleza pública, y ha causado olas a través de la industria. Las acusaciones comenzaron a aparecer en Twitter el viernes por la noche y cada nueva publicación envalentonó a otras mujeres a compartir públicamente sus historias. Muchas de las publicaciones sobre los hombres acusados de mala conducta fueron posteriormente compiladas en un hilo en Medium.

Algunas de las personas identificadas en los mensajes han negado actos inmorales, mientras que otros se han disculpado por su comportamiento. Muchos no fueron identificados por sus nombres legales, sino por los nombres con los que se les conoce en redes sociales.

La acusadora de Dariani mencionó que el director ejecutivo le propuso que ella se uniera a él y su esposa para un encuentro sexual. Dariani no respondió a solicitudes de comentarios, pero publicó en Twitter que, aun cuando no recordaba la conversación, creía en su acusadora, Molly Fender Ayala. Cuando Bloomberg News le pidió un comentario, ella respondió que su publicación expresa todo aquello con lo que "se siente cómoda compartiendo en este momento. Mi intención era sacar a la luz a un tema más grande en la industria de los juegos y con suerte proteger a las jóvenes que están entrando al espacio". Twitch declaró que está investigando reportes de conducta inapropiada y que "apoya a la gente que la denuncia".

Algunas de las acusaciones más detalladas fueron presentadas contra Avellone, quien respondió en Twitter a una de las mujeres, Karissa, diciendo que "nunca quiso hacerle daño" a ella o a una amiga suya con la que había salido. "Si no puedo hacer nada para disculparme por ello, lo entiendo, y no hay nada más que hacer". Karissa, quien habló con Bloomberg News sobre sus denuncias, se negó a dar su apellido por miedo al acoso.

Avellone, que ha escrito para juegos populares como Planescape: Torment and Fallout: New Vegas, fue fundador y copropietario del estudio de videojuegos Obsidian Entertainment Inc. desde 2003 hasta 2015. Desde entonces, ha sido diseñador y escritor independiente para juegos como Prey y Star Wars Jedi: Fallen Order. Su trabajo como escritor ha sido elogiado por fans y críticos. La publicación de la industria Game Developer lo incluyó en la lista de los mejores escritores del campo en 2009.

En entrevistas con Bloomberg News, dos mujeres compartieron historias similares pero separadas en las que describen cómo Avellone compró un flujo continuo de bebidas para ellas y otras en un evento y luego hizo avances sexuales no deseados a las dos mujeres. Una, Karissa, dijo que sucedió cuando conoció a Avellone en una convención un fin de semana de 2012; la segunda comentó que sucedió en un evento en 2013. Una tercera mujer, que ahora trabaja en una gran empresa de videojuegos, publicó en Twitter una captura de pantalla de mensajes sexualmente explícitos que dijo que había recibido de Avellone en 2013, cuando ella estaba tratando de entrar en la industria. Una cuarta escribió en Twitter que Avellone la había "manoseado repetidamente" en un club nocturno en 2014.

Avellone no respondió a las múltiples solicitudes de comentarios. Feargus Urquhart, director ejecutivo de Obsidian, se negó a comentar sobre Avellone.

El viernes por la noche, Karissa acusó a Avellone de haberla “emborrachado hasta perder la conciencia” y haber intentado acostarse con ella, llamándolo "un depredador sexual abusivo, abrasivo y conspirador" en un hilo de mensajes en Twitter. Después de ser contactada por Bloomberg, Karissa, quien pidió que no se usara su apellido por temor al acoso, dio más detalles en una entrevista vía telefónica. Dijo que conoció a Avellone a través de amigos de la industria de los juegos en una convención en 2012. En el bar del hotel, dijo Karissa, Avellone ofreció pagar con su tarjeta de crédito de Obsidian y compró varias rondas de bebidas para los asistentes.

"Llegaban muy rápido", recordó Karissa. "Era casi como si tan pronto como terminara mi bebida, Chris ya tuviera una o dos más para mí. Recuerdo que lo rechacé, diciendo: ‘Estoy bien, no necesito otra’. Él literalmente me decía: ‘Vamos, vayamos al bar, vamos a que tomes otra’. Lo hizo varias veces durante la noche".

Karissa comentó que el alcohol "me pegó de golpe" y que recuerda haber caminado de regreso a su habitación del hotel con Avellone y dos de los amigos de ella. Dijo que recuerda vagamente que Avellone trató de besarla en el camino, y que la besó de nuevo cuando llegaron al pasillo afuera de su habitación. En cierto momento, Avellone le metió mano debajo de los pantalones, después de lo cual le dijo que se detuviera. "Le dije que eso no era una buena idea", recordó. "Se detuvo, y luego sacó su mano de mis pantalones. Creo que me besó una vez más, y luego se fue".

Después de esa noche, Karissa dijo que siguió siendo amigable con Avellone, y que fue "un perfecto caballero" el resto del fin de semana, lo cual "como que mitigó lo que había pasado en mi cabeza". Señaló que su amistad terminó después de que él tuviera una relación difícil con una de sus otras amigas, y que solo se le ocurrió recientemente que hubo algo malo aquella noche en 2012. "En realidad no empezó a hacerme clic hasta que otras mujeres de la industria empezaron a exponer sus historias, y al ver lo similares que eran a las mías", dijo Karissa, refiriéndose a la avalancha que comenzó el viernes. Habló después de ver una entrevista con Avellone en el sitio web de juegos IGN para The Waylanders, un nuevo videojuego que él estaba ayudando a escribir.

Un amigo de Karissa, que pidió el anonimato porque aún trabaja en la industria de los videojuegos, confirmó a Bloomberg News que escucharon la misma historia de Karissa un mes después de que sucedió.

Christy Dena, diseñadora de videojuegos, dijo que ella y Avellone habían sido amigos durante años cuando se conocieron en una convención en Melbourne en 2013. Ella salió a beber con él y algunos otros amigos, contó en una entrevista, y él estaba "continuamente comprando bebidas" para el grupo. "En cada evento al que íbamos, él simplemente dejaba sacaba la tarjeta de la compañía y compraba las bebidas de todos", comentó Dena.

Los dos fueron a la habitación de hotel de ella, dijo Dena, y lo siguiente que recuerda es que se despertó junto a él sin ropa. "Recuerdo haber vuelto a la habitación, pero luego no recuerdo mucho de lo que pasó en la habitación en absoluto", señaló. "Y luego al despertar por la mañana, él dijo: 'Oh, no hicimos nada', pero por supuesto yo no tenía mi ropa puesta".

Dena dijo que siguió en contacto con Avellone pero que no estaba interesada en tener ningún tipo de relación con él. Ella eligió hablar después de ver las acusaciones de Karissa. "Cuando Karissa publicó la acusación y leí las cosas que escribió, pensé: Vaya, esto es un patrón de conducta", dijo Dena. "No me pasó solo a mí".

Ella ha dejado de beber como resultado de este y otros incidentes incómodos que involucraron a otros hombres en eventos de la industria de los videojuegos. "Es una de esas cosas que me llevó mucho tiempo aprender", dijo Dena. "La gente no está en un estado de consentimiento cuando está borracha".

En contadas ocasiones en los últimos tres años, han surgido acusaciones contra hombres poderosos, incluyendo la descripción de una cultura de sexismo en Riot Games, Inc. y una acusación de agresión sexual contra un ex programador de alto nivel en Rockstar Games de Take-Two Interactive Software Inc., el fabricante de Grand Theft Auto. (Tres semanas después de la publicación del artículo en la revista de juegos online Kotaku en 2018, Riot Games dijo que tenía "mucho que mejorar" y que revisaría muchas de sus prácticas. Rockstar Games se negó a comentar las acusaciones planteadas en el artículo publicado el año pasado y el ejecutivo acusado negó las acusaciones.) El sábado por la noche, Jacqui Collins, representante de relaciones públicas de Riot Games, compartió una captura de pantalla de mensajes de texto sexualmente explícitos de Avellone en Twitter. "Esto fue antes de que yo estuviera de tiempo completo en la industria de los juegos, pero sabía que quería un futuro en ella y estaba trabajando activamente para lograrlo", escribió. "Chris era uno de los 'grandes de la industria' de los que me sentía francamente halagada de conocer, ya no digamos tener una amistad. Así que lo perdoné y habitualmente le pedía consejos para mi carrera".

Las acusaciones de las mujeres han tenido implicaciones en el mundo real para Avellone. Techland Sp., un desarrollador de juegos polaco, publicó el lunes en Twitter que planeaba dejar de trabajar con Avellone, quien era parte del equipo de narración del próximo juego de la compañía, Dying Light 2. Y Emily Grace Buck, la escritora principal de The Waylanders, ha dicho desde entonces que Avellone ya no está en el proyecto y que "echaría un vistazo extra" a su trabajo.

– Este texto fue traducido por Kreativa Inc.

Visit Bloomberg News at www.bloomberg.com

0
0
0
0
0

The business news you need

* I understand and agree that registration on or use of this site constitutes agreement to its user agreement and privacy policy.

Related to this story

Most Popular

  • Updated

As the world’s largest economy, the U.S. is truly an economic behemoth. It is 46% larger than No. 2 China and nearly the same size as the third through tenth largest economies combined. With just 4.25% of the world’s population, the U.S. accounts for nearly 25% of the world’s total economic output.

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

News Alerts

Breaking News